Archive for 19 julio 2007

Rumbo a Malta
19 julio, 2007

Querido Conrado:

Me despido de este hermoso país que es China, que con tanto cariño me ha acogido, y te escribo prácticamente a salto de mata porque acabo de coger un avión de vuelta a Europa. Voy a pasar unos días en Malta para descansar y de paso comenzar un reportaje acerca de lugares del mundo de los cuales no sabemos nada. Me gustaría señalar que he evitado hacer el obvio juego de palabras “a salto de malta”. Aunque si te das cuenta, lo acabo de hacer ahora.

La idea de hacer un reportaje sobre Malta me venía rondando la cabeza desde que era pequeña. Siempre me he preguntado cómo se vive en un país que no tiene repercusión mundial, o por lo menos que no finge tenerla. Tengo delante de mí un papel en blanco en el que he tratado de escribir el nombre de los personajes más ilustres de la historia que nacieron en Malta. A continuación, y dada mi escasa cultura, he intentado escribir el nombre de algunos de los deportistas más insignes que hayan enarbolado la bandera de Malta. Ahora estoy buscando cantantes, y aunque me viene Eurovisión a la cabeza, no consigo recordar ninguna melodía.

Hablando en el avión con un hombre muy simpático que parece que conoce bastante la región, me ha dicho que existe una especie de Federación de Países Desconocidos (UCF) que por lo visto organizan unas fiestas de aquí te espero, y celebran casi semanalmente que el mundo les ignora montando una gran “swaf” que dura varias horas. Cuando le he preguntado qué era una “swaf” me ha respondido: “¿lo ve como les ignoran? Si se ven a lo lejos…”

Por lo visto son unos 15 países o así. No he reconocido ninguno de los nombres excepto el de Malta, claro. El simpático hombre me ha explicado que, al menos, en España conocemos Malta porque nos hincha el orgullo haberles ganado 8-1 al fútbol. Le he aclarado que fue 12-1 y me ha respondido: “¿lo ve como les hincha el orgullo? ¿qué más le dará a usted?”.

Por ahora tengo poco más que contar, pero en cuanto me adapte un poco y tenga tiempo tendrás noticias mías. Mientras tanto, mira a ver si descubre si las “limas” que se utilizan para huir de la cárcel son originarias de Lima. Seguramente te dirán que las buenas sí, pero que ahora a cualquier lima enclenque le ponen la etiqueta de “lima” o de “tavernes”. Y lo mismo con el fruto de la “lima”.

Qué recuerdos… en China, “lima” significaba “verso”.

Un abrazo de tu amiga, que te echa de menos.

Lucía

Es casi una huida
9 julio, 2007

Querida Lucía,

La situación en Londres se ha ido complicando por momentos. Te agradezco que enviaras ese telegrama, pero parece ser, por lo visto, que este periplo es un fracaso. No he conseguido encontrar a Jack. En el trabajo me dicen que no puedo pasar, que no ha venido. En su casa puede haber luz y música, pero nunca nadie dispuesto a abrirme la puerta cuando llamo. El hecho de haber venido a ver a un viejo amigo que no se ha dignado a aparecer podía aguantarlo. Al fin y al cabo, en la amistad no existe la obligación. Pero hay algo por lo que no voy a pasar: el recepcionista sodomita del hotel y sus degenerados planes.

El mismo día que llegué al hotel, pude ver cómo el recepcionista se besaba con una mujer rubia –muy guapa, por cierto-, que terminó siendo una clienta, la cual ocupaba la habitación 211. Hace un par de días vi salir al mismo recepcionista de la habitación 212, donde se alojaban 2 mujeres –morena y pelirroja-. Analizando los hechos, teniendo en cuenta que el recepcionista le da a todo (rubias, morenas, pelirrojas…), y que yo me alojo en la 213, no hay que ser muy listo para prever la sucesión: me va a tocar a mí el siguiente.

Dadas las circunstancias he decidido dar por terminado mi viaje a Londres. De hecho te escribo desde el aeropuerto. Como todavía me quedan unos pocos días de asueto, me he tomado la libertad de irme a cualquier ciudad del mundo. Ahora te continúo escribiendo, que voy a hablar con el señor que vende los billetes. El tendero de los vuelos, como me gusta llamarle.

Ya está todo solucionado. He llegado y le he dicho: “Next flight I buy”. Le ha costado un montón entenderme así que se lo he repetido: “Next flight!, next flight!, next flight!”. Me faltaba una servilleta al cuello y unos cubiertos con los que golpear el mostrador. Curiosamente el siguiente vuelo sale rumbo a Lima. Te preguntarás por qué he escrito curiosamente, y si te digo la verdad no lo sé, Perú es un destino como otro cualquiera. No lo borro para no ensuciar más la hoja.

Te tengo que dejar, que me llaman para embarcar. Ya te contaré más cosas desde Lima. Tengo muchas ganas de llegar y comprobar si existe alguna ciudad cercana que se llame Limón para hacerle una fotografía al cartelito de los autobuses que unan ambas ciudades.

Un abrazo muy fuerte.

Conrado.