Archive for 9 agosto 2007

En el lindo Perú
9 agosto, 2007

Querida Lucía,

Perdona que no te hayan llegado noticias mías desde hace tantos días, el servicio de correos peruano es muy exigente. Llevo reescrita cinco veces la misma carta, porque me la devuelven una y otra vez desde el ministerio de Cultura. Sostienen que cometo faltas de ortografía y que la carta no saldrá del país hasta que esté escrita con más rigor. Por mucho que me esfuerzo no logro detectar los errores que cometo. Tanto es así que, como puedes ver, te tengo que escribir en francés. Espero que lo comprendas. Además, de este modo, puedes refrescar tus conocimientos en la lengua de Rousseau, que seguramente tendrás algo oxidados (Como no recuerdo cómo se decía “oxidado” en francés, y además no me sale otro adjetivo, te lo dejo en castellano).

Y ya que estamos hablando de lenguas, ¿qué idioma usan en Malta? Y lo que es más importante, ¿dónde está Malta? Me imagino que estará en Europa, porque si no se llamaría de otra manera, pero no logro ubicarla en el mapa. Sí que son discretos, sí.

Y hablando de mi viaje, te tengo que decir que Perú es un país extraordinario. En sus costas bucean muchísimas anchoas, los adolescentes son más altos que sus padres y los abuelos fuman en pipa. La gente aquí habla español antiguo, excepto en las montañas, donde se habla quechua, que quiere decir tienda de campaña.

Los peruanos son gente maravillosa. Nada más bajarme del avión me tocaron con un gorro de colores con orejeras, me pusieron un poncho y me dieron una flauta. Como me parecieron unos objetos curiosos decidí envolverlos para regalárselos a mis sobrinos a la vuelta. Bueno, pues cuando iba a salir del hotel, el recepcionista vino corriendo a suplirme nuevamente de gorro, poncho y flauta. Por lo visto tienes que llevar estos tres elementos si no quieres tener problemas por aquí. Haciéndome el despistado he logrado reunir suficientes souvenirs para todos.

La ciudad de Lima es muy parecida a todas las ciudades que conozco. Hay calles, edificios y peruanos. Lo mas chocante ha sido el hipódromo de Lima. En vez de caballos, allí corren una especie de ponis con rastas que escupen. Los llaman llamas pero creo que me tomaban el pelo. También he visitado la selva, un lugar donde todos los animales se comunican a gritos. Hay tantos que les cuesta mucho entenderse y tienen que levantar la voz más que en un bosque normal. Es muy estresante.

Antes de que se me termine este viaje me gustaría visitar Las Famosas Y Soberbias Islas Pacíficas Del Perú. El nombre tan largo con el que las han bautizado se debe a razones puramente comerciales. Como Ecuador tiene las islas Galápagos y Chile la isla de Pascua, Perú decidió no quedarse fuera del saco de los paises sudamericanos que dan al Pacífico con territorio insular de renombre internacional. Las famosas islas en cuestión son unos islotes donde sirven bebidas muy frías.

Bueno, me despido de ti como dicen aquí en Perú: ¡Saludos desde el otro lado del charco! No dejes de probar la cerveza de Malta, que por lo visto es deliciosa. Un abrazo muy fuerte, Lucía.

Conrado.

El L.I.R.P.P. y la U.C.F
6 agosto, 2007

Querido Conrado:

La forma de vida de Malta me resulta cada día más fascinante. La gente de aquí luce con orgullo su falta de pretensiones de grandeza. Nadie aquí quiere destacar, nadie quiere que su vida se vea molestamente agitada por alguna hazaña o por alguna habilidad especial. La vida es tranquila y sin sobresaltos, y todos los perros son malteses.

Como ya te comenté, existe una Federación de Países Desconocidos (UCF) entre los que Malta es miembro destacado (debido a una sanción en 1997). Parece ser que existe un perverso plan que se conoce aquí con las siglas de LIRPP (Lack of Internacional Repercution Perverse Plan), con el que se pretende extender esta tranquila forma de convivencia, tan ignorada y tan poco criticada. El proyecto está siendo un éxito, y prueba de ello es que no se ha comentado nada en los medios de comunicación, a pesar de la velocidad con que se está implantando. En España la sede está en Palencia.

Existe un curioso programa nacional de captación de jóvenes talentos. Si un chiquillo destaca en algún ámbito (es un gran jugador de ajedrez, un virtuoso violinista o se ha leído 7 veces El Señor de Los Anillos y dice que le ha gustado la película), en seguida el Gobierno le concede una beca para practique en centros de alto rendimiento, con toda la estancia pagada y consultas gratis en el dentista cada semana. Después de 9 empastes y 2 ortodoncias, y de forma inexplicable, todos los niños confiesan que “tampoco les gustaba tanto lo que hacían” y comienzan provechosas carreras como consultores en empresas de prevención de riesgos por causas eólicas.

Aquí el odio a Letonia es indescriptible, debido al lamentable suceso ocurrido en Eurovisión ’97, en el cual Letonia “premió” la canción de Malta con la máxima puntuación. Como fue la primera votación de la noche, Malta encabezó la clasificación durante 1 minuto y 43 segundos, lo cual le acarreó unos instantes de protagonismo que no fueron muy bien acogidos por los restantes miembros de la UCF. Por fortuna, el representante maltés evitó males mayores al responder hábilmente a un periodista tras su actuación:

– “¿Soñó alguna vez durante las votaciones con mantener ese primer puesto y llevarse la victoria?”

– “Quita, quita, cigüeñita”

En las imágenes, además, se veía con claridad que el cantante en cuestión tenía podrida la mitad de la boca, por lo que quedó descartado que hubiese existido intención por parte de Malta de llevar a un artista talentoso.

Me gustaría contarte muchas más cosas de aquí, pero no está permitido.

Un beso,

Lucía