Australia, un país de pandereta

Querido Conrado:

Como ves por el matasellos, estoy en Sidney, Australia. Me gustaría estar en alguna otra ciudad de Australia, pero como bien sabes no hay ninguna otra. Al menos, conocida.

Me he trasladado hasta aquí para cubrir un reportaje que está causando sensación en la ciudad. Un hombre travestido ha interpuesto una demanda contra la compañía que promociona “Gym Fitness PowerVibration”. El Gym Fitness PowerVibration es un aparato que te enchufas por todo el cuerpo y te suelta descargas eléctricas hasta que te pones en forma o enciendes el microondas sólo con pasar por delante. En el anuncio sale una tía increíble con todos los parches puestos y afirmando que en tan sólo 12 semanas puedes conseguir el mismo cuerpo que ella. El demandante, sin embargo, afirma que lleva 20 semanas con el aparato y ni siquiera le han salido todavía las tetas. “Del aparato genital ni hablamos”, afirmó frente al tribunal.

En fin. Como aquí todo va al revés (ya sabes que son las antípodas de España) he necesitado hacer un examen para sacarme el carnet de conducir, porque aquí se conduce por la izquierda, y además marcha atrás. Los espejos retrovisores sirven para mirar hacia delante.

Como comprenderás me ha costado mucho decidirme, pero al final ha sacado fuerzas suficientes y me he apuntado a una autoescuela. He trabajado duro y al final me dieron fecha para examinarme. El examen fue ayer. Me presentaba junto con otros 2 alumnos, naturales de Australia, que ya estaban acostumbrados al tipo de conducción, y que además se habían presentado al examen ya tres veces. ¿Y a que no sabes qué? Pues hice un examen bastante bueno y obtuve la mejor nota de todos. En realidad aprobé, pero no me han dado el carnet, porque además de la nota que saques también cuentan los puntos de experiencia. Como mis compañeros ya habían suspendido 3 veces tenían muchos puntos de experiencia (aquí se llaman puntos de incompetencia) acumulados, y al final ellos sí han conseguido el carnet. Al final del examen uno de mis compañeros me comentó: “has hecho un gran examen, pero claro, era la primera vez que te presentabas, así que tenemos preferencia los que hemos acumulado más puntos de incompetencia suspendiendo los anteriores exámenes”. En fin, no sé qué hacer. La idea de ir acumulando puntos de incompentencia a base de suspender hasta que algún día me den el carnet en detrimento de alguien que haya hecho un examen mejor no me ilusiona demasiado.

De todas maneras, te mantendré informado de mis devaneos por Australia. Oye, ¿tú qué tal? ¿No has estado en Jaen hace poco? Espero que me escribieras desde allí. Si metiste el sobre dentro de la carta y luego no lo echaste en el buzón supongo que no hay ninguna razón para que no me llegue.

Un beso, Conrado. Cuidate.

Anuncios

2 comentarios

  1. Mejor no tener carnet que ser una “potencial killer”. (Aunque creo que sólo hay que pagar 90 euros por obtener ese título).

  2. Buenooo. El carnet de conducir en Australia es muy difícil de conseguir a la primera. Usted no se preocupe porque casi es mejor, señorita Lucía, que es usted muy joven para poder conducir aún. Disfrute del autobús y del metropolitano, que conducir esos coches es cosa de gente demasiado asentada. Que somos aún muy jóvenes, coño, ¡míreme a mí!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: